The referee in a game of paintballAun cuando sea una actividad que se realice por diversión, algunos participantes se toman en serio el hecho de finalizar la partida siendo triunfadores aún sin importar las reglas señaladas. Pero en todo caso el recordatorio es que, similar a los jugadores que arriesgan dinero mientras se divierten apostando en Gratorama con la oportunidad de ganar o de perder, pero siempre disfrutar, asimismo participar en una partida de paintball debe tener como objetivo principal generar un momento de diversión. Si además de eso, el resultado final lo favorece, puede darse por doble ganador.

La honestidad como valor

Es importante que los jugadores sean honestos y reconozcan cuando hayan sido marcados y eliminados. De otra manera, cuando no tengan seguridad de si una marca realizada por un contrincante es válida o no, pueden recurrir a un árbitro para que aclare el punto. En caso de no existir árbitro funcionará como tal algún compañero de equipo. Es por ello que la honestidad es punto fundamental en estas partidas.

Marcas válidas

Las reglas de cada campo de juego establece cuál es el tamaño válido de la mancha para declararla como aceptable al momento de eliminar a un contrincante. Asimismo, se establece en todo caso que la bola de pintura debe dar directamente en el cuerpo del contrincante para ser considerada válida. En caso de que la bola de pintura haya tocado otro objetivo con anterioridad, tal como un obstáculo o un árbol, el jugador no es eliminado.

Cuando el impacto haya sido en una parte que no es visible para el propio jugador y así poder determinar si está eliminado o no, entonces podrá pedir el apoyo de un compañero para que informe de manera honesta, si el impacto tiene el tamaño necesario y si el mismo fue con impacto directo o no.